Cargando Eventos

« Back

marco maggi

esperando el 104

2021-12-29 - 2022-02-17, Punta del Este

Con el ojo de un escultor y la precisión de un cirujano, Marco Maggi ha ganado reconocimiento internacional al crear dibujos abstractos y detallados utilizando materiales comunes (papel, plexiglás, papel de aluminio…), lápices, y una hoja afilada.

El resultado de su arte analógico y meticuloso es a la vez críptico y fascinante. A nivel formal, grabando formas o recortándolas, el artista añade una tercera dimensión a sus dibujos y compone como lo haría un escultor, utilizando la luz, la sombra y el espacio, negativo y positivo. A nivel semántico, con una gramática detallada, Marco Maggi describe un mundo impulsado por elementos diminutos. Sin embargo, aunque la imagen más amplia de sus obras parece revelar patrones sistémicos o planes integrales (que recuerdan a los modelos de circuitos eléctricos, tecnología de la información, o mapas urbanos), la visión del artista respecto a nuestro mundo resiste a las nociones de orden y previsibilidad. Sus detalles son vistos como protagonistas fundamentales, dando forma de manera continua y aleatoria a nuestro entorno (físico, biológico, técnico, social, etc.).

Esperando el 104, título de la exhibición que curiosamente coincide con el número de la ruta donde esta se ubica, hace referencia al tiempo, a la pausa, a la espera. De esa misma forma, las obras que la integran y su disposición en el espacio, nos invitan (si no nos obligan), a detenernos frente al inmenso mundo de detalles que el artista compone: recortes en papel hechos con perfecta exactitud y atrapados en un “slide” de diapositivas como la captura de un momento, incontables hojas de papel recortadas sistemática y repetidamente donde un ínfimo detalle nos remarca la diferencia, una pelota de ping-pong intervenida que nos hace olvidar por completo la naturaleza de su movimiento, una serie de lápices sostenidos de manera inequívoca que nos señalan un punto en la pared. Estas, entre otras tantas obras que conforman esta gran exposición, reivindican la particular apreciación de Marco Maggi sobre el concepto del tiempo.

Me preguntan por mi paciencia al dibujar y contesto que en mi adolescencia un medio de transporte montevideano despertó mi pasión por las pausas y el detenimiento. 

Hoy, en cambio, preferimos las tesis remotas a los paréntesis propios. Lo único que compartimos en una charla de café es la conexión Wifi. En lugar de consultarle la ruta al prójimo preferimos que nos oriente un GPS celestial. Enamorados de la velocidad y la larga distancia autorizamos a la pantalla del celular a avasallar todo tiempo baldío. 

Perdimos la posibilidad de ensimismarnos en una parada de omnibus, un entreacto, una sala de espera o embarque. Ya no disfrutamos de las ventajas que incluía tener un amigo impuntual. Si algo o alguien se demora mas de un minuto aprovechamos para chequear WhatsApp, Instagram, Twitter, Facebook ( a esta altura del partido todo email ya resulta largo, lento y pretencioso). 

No sabemos qué consecuencias tendrá para la humanidad haber suprimido nuestra posibilidad de esperar libres de contenidos. 

Nadie espera el 104. 

– Profesión?
– Promotor de pausas: mi única intención al dibujar es frenar y acercar al que mira. 

Marco Maggi, Octubre de 2021