Lucas Samaras

Las fotografías, esculturas y objetos tienen un lugar central en el trabajo de Lucas Samaras. En sus Photo-tranformations, el artista se reinventa constantemente sirviéndose de la técnica del polaroid a fin de escenificar y reconstituir una gran variedad de identidades imaginarias o fantasmagóricas. Su apartamento es transformado en un escenario donde explora su cuerpo de manera narcisista para representar todos los roles. La cámara polaroid le permite manipular los productos químicos como si fueran pintura y alterarlos antes de que la imagen sea fijada. Su uso creativo del nuevo medio fotográfico anticipa 15 años la aparición de Photoshop. Las esculturas de Samaras disfrutan de un doble estatus: el del objeto cotidiano y práctico y el del recipiente destinado al espíritu y al significado. Realizadas a partir de materiales descontextualizados, las esculturas de Samaras se componen a partir de varias capas que, al ser superpuestas, adquieren un sentido más amplio. Como en el caso de las cajas, el desvío del material subraya misteriosamente el aspecto físico y la identidad decorativa del objeto.

Exihibiciones