Dan Walsh

  • Dan Walsh
    Key, 2014
    Acrylic on canvas
    140 x 140 cm

  • Dan Walsh
    Station, 2007
    Acrylic on canvas
    140 x 140 cm

  • Dan Walsh
    Retreat, 2009
    Acrylic on canvas
    140 x 140 cm

  • Dan Walsh
    Treat, 2013
    Pencil and acrylic on canvas
    140 x 140 cm

Desde principios de los noventa, Dan Walsh elabora una clase de pintura que inscribe la fragilidad del gesto en una línea mínima y geométrica. Pintadas a mano alzada, sus composiciones constituyen una transgresión de la pureza objetiva del minimalismo. Atmosféricas en sus formas, colores o maneras de colgar, con bloques de colores, líneas curvas y ángulos redondeados, los lienzos de Dan Walsh generan una sensación flotante y una extraña delicadeza. A través de la abstracción y la simplificación de formas, cada cuadro remite a una periodicidad, a un índice de contenidos potenciales que permite, a la manera de los mandalas tibetanos, apoderarse de la atención y la reflexión del espectador. Para Walsh, la pintura es un medio pertinente para que el individuo encuentre sentido en el mundo y para que el compromiso que la obra requiere sea compartido con el público. De esta manera, el cuadro no es una simple herramienta crítica, sino que simboliza también y sobre todo el cuestionamiento de los mecanismos perceptivos.

Exihibiciones